Tuesday, October 24, 2006

Los muertos de Kirkman




Alguien me recordó en un comentario reciente al blog, lo mucho que me ha influído la obra de Kirkman en las tiras de Baldo. Me refiero a su serie "Los muertos vivientes", unos tebeos que reflejan como ninguno el agobiante ambiente apocalíptico de las primeras pelis de Romero, aderezados con toques modernetes sacados de films más recientes, como la digna "28 días después" o el potabilísimo remake de "El Amanecer de los muertos".



¡Cuidado, posibles spoilers!

Los comics se inspiran en el universo romeriano a la hora de describir a sus terroríficos zombis; tanto a la hora de explicar su comportamiento, como sus vulnerabilidades. La forma de "contagio" es también idéntica a la descrita en las pelis; de forma que es la propia muerte la que exclusiva e inevitablemente te convierte en un no-muerto.

La historia no se limita a describir cómo un puñado de supervivientes destrozan con hachas y martillos a un montón de cadáveres andantes, sino que se detiene en analizar detenidamente a todos y cada uno de los muchos personajes humanos del tebeo. Sus motivaciones, sus miedos, sus anhelos, y sus muchos defectos.

Así, se pregunta Kirkman cómo nos podría afectar el fin del mundo a todos nosotros. Sin heroes, solo personas sobreviviendo y relacionandose los unos con los otros.

He leído los 4 primeros números y no veo el momento de devorar, cual zombi hambriento, el siguiente tomo de esta cojonuda serie.